Soldados

La vestimenta de los soldados consistía en una túnica corta muy amplia y holgada, fabricada generalmente de lana. Era una prenda amplia que, en función de la corpulencia del soldado podía medir entre 90 y 120 cm. de largo por unos 75 a 120 cm. de ancho, quedando las mangas caídas sobre los hombros cubriendo casi hasta el codo y adicionalmente, para protegerse del frío, se ponía un capote de lana (sagum) que también podía servir de manta o petate.

El calzado militar era una sandalia (caligae) fabricada en una sola pieza en base a un patrón de forma que la producción en masa era bastante fácil. Todos los componentes del ejército usaban éste tipo de sandalia, independientemente de su rango. Para su elaboración se usaba una gruesa piel de bovino bien engrasada para aumentar su flexibilidad, así como para impedir que se pudriese con la humedad.

DSCN0256_1

En el combate se protegían con una coraza de cuero y metal ( lorica), estaban diseñadas de tal forma que se protegiera el pecho y hombros del soldado y facilitase la movilidad de los brazos para el uso del escudo y la espada.

Los escudos o (scutum), eran construidos principalmente a partir de tiras de madera superpuestas unas a otras y con las vetas dispuestas en direcciones opuestas, cubiertas con cuero. Esto supone que el escudo era muy resistente y, a la vez, lo suficientemente ligero (de entre 5,5 y 7,5 kg) como para ser transportado a lo largo de muy largas distancias. Por otra parte, el revestimiento central y los bordes del escudo estaban construidos, bien de una aleación de cobre o bien de una de hierro. Se utilizaba de forma ofensiva, siendo lo suficientemente pesado y denso como para aturdir o desplazar a un oponente, lo cual facilitaba al legionario el siguiente ataque.

La forma del escudo permitía las formaciones compactas de legionarios. Mediante este sistema, se superponían los escudos de forma que diesen una mayor protección contra las armas arrojadizas. De estas posibles formaciones, la más famosa es la formación en testudo, en la que los legionarios colocaban los escudos de frente y hacia arriba, consiguiendo protección también frente a proyectiles lanzados en tiro parabólico o desde lo alto (como por ejemplo flechas, u objetos lanzados por los defensores desde lo alto de las murallas).

DSCN0757

Para atacar se servían de la espada corta de doble filo (gladius) El gladius era un arma rápida y usada a corta distancia. El soldado romano buscaba acercarse al enemigo, y aprovechaba el momento en que éste trataba de golpearle, o lo hacía inútilmente contra el escudo o la armadura, para lanzarle una veloz estocada.

Descarga de información y pasos para hacer el traje de soldado de S.L.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*